UNA TIENDA A PUERTA CERRADA

Una estrategia que acerca al cliente con su diseñador de una manera más íntima.

Una de las primeras cosas en que piensa el emprendedor cuando decide lanzar su propia marca es el lugar donde esta estará exhibida. Es de suma importancia un lugar perfecto que pueda ser hallado con facilidad y en donde el cliente se sienta cómodo. Todo esto sujeto a un apretado presupuesto, pues el dinero se convierte en el principal obstáculo del creativo, ya que no sólo debe invertir en materias primas, mano de obra, mercadeo, sino también en montaje y administración de su nueva tienda comercial.

La diseñadora Laura Recio ha encontrado un modelo perfecto para ella; uno que minimiza gastos y proporciona ventajas comerciales de las que muchos de los locales tradicionales carecen.

Bajo su propio nombre lanza una firma que propone formas, tendencias y cortes vanguardista aterrizados a la realidad y cultura colombiana. Con esto Laura se refiere a que sus propuestas le permiten al cliente disfrutar de una moda actualizada, pero sin lo que muchas mujeres pueden considerar excéntrico o demasiado atrevido.

Ella decide alquilar un atelier en el barrio San Fernando en la ciudad de Cali, decorarlo a su gusto y ofrecer, lo que en el arte se conoce como Showroom. Un espacio donde las piezas que componen la colección están exhibidas de tal forma que el cliente puede deleitarse con el producto, sin la presión que puede generar un vendedor a sus espaldas o lo tedioso de buscar en un montón de opciones producidas en serie.

Laura Recio no sólo posee un lugar para ir de compras: el showroom se ha convertido en un espacio de camaradería y atención personalizada. Sus clientas son recibidas con una taza de té, de café o de champagne si así lo prefieren; son invitadas a ser parte de la firma y apropiarse del lugar. Es como ir a la casa de su mejor amiga, charlar, beber, ver moda y comprar con tarjeta de crédito si algo les gustó del lugar.

La metodología para acceder a una cita es muy sencilla. A Laura la encuentran en todas las redes sociales: Facebook Laura Recio Moda, Instagram @designerlaurarecio y WhatsApp +57 318 845 6635. Por cualquiera de estos medios se puede pedir una cita que no tarda ni 24 horas en ser otorgada.

Los precios son los mismos que se encuentran en el mercado: faldas largas de $240.000, blusas de $160.000, camiseras de $190.000, crop tops de $120.000, entre muchas ofertas más. Y entre las telas que Laura utiliza, encontramos finas sedas importadas, algodones, tafetas y demás bases textiles que le permitan diseñar exclusivas colecciones cápsula: las mismas que garantizan que de cada diseño solo existen dos unidades producidas.

Estrategias hay muchas y esta es una que vale la pena conocer y vivir personalmente. Finalmente busco compartir la invitación que la diseñadora le hace a todos los lectores de GOIA para que conozcan su showroom y puedan disfrutar del 15% de descuento en todas las prendas, solo diciendo que conocieron de ella a través de nuestra publicación.

Por: Redacción GOIA.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*