VERONE: EL ALQUILER ON-LINE DE JOYAS POR SUSCRIPCIÓN ES UN SERVICIO EN CRECIMIENTO


El titular citaba que Tous, la marca de joyería española, ha entrado con una participación minoritaria en el capital de Verone, una start up también ibérica, especializada en el alquiler on-line de joyas por suscripción.

Lo que trataré hoy no será el movimiento financiero entre ambas firmas, si no lo interesante del modelo que Verone propone: La oportunidad de lucir piezas de marcas exclusivas a un precio ínfimo, tan sólo un 10% del valor de venta al público.

Verone ve en el alquiler de joyas un servicio en crecimiento y sustenta su idea de negocio en que a menudo la joyería puede estar por encima de las posibilidades de los consumidores, haciendo que sea imposible que las personas luzcan como les gustaría hacerlo.

Veremos entonces un servicio sustentado en el valor de jerarquía que otorgan las piezas de joyería y como la necesidad de los usuarios por la obtención de posición social, reconocimiento y estatutos, serán determinantes para el éxito del modelo.

Esta start up presenta de frente dos fuentes de ingresos provenientes del consumidor. Por un lado, el sistema de membresía fija mensual, que le cobra al usuario una tarifa que va desde los 9,99€ ($37.000 aproximadamente) hasta los 99€ ($367.000) dependiendo del plan y beneficios que se elijan.

Veremos entonces un servicio sustentado en el valor de jerarquía que otorgan las piezas de joyería.

La segunda fuente de ingreso es por la renta de la pieza, la cual puede variar entre un 8% y un 10% del valor comercial de la misma. Y podría inferirse, tras conocer que el usuario posee la opción de compra de la joya, que Verone cobra una comisión a la marca vinculada por la venta de cada pieza.

Así funciona Verone:

La idea es que el usuario tras conocer las opciones que hay en la web, seleccione las que desee recibir gratuitamente en su casa. Él podrá usarlas todo el tiempo que quiera sin tener una fecha límite de entrega de la joya en los planes con membresía; las únicas condiciones son que, si desea lucir joyas nuevas, debe devolver la totalidad de prendas rentadas.  También existe un tope en efectivo según el plan elegido o una cantidad de X piezas por mes. Por ejemplo: una membresía de 49€ sólo le permitirá rentar piezas con un valor comercial de hasta 1.500€ o 3 joyas cada mes.

Para quienes no desean pagar una mensualidad que bien pueden dar de baja cuando quieran, existe la opción Verone Rent, la cual permite alquilar joyas durante 3 días para eventos especiales y puntuales.  El modelo plantea también un proceso en el que se aseguran las prendas por robo, otro que garantiza la autenticidad de cada joya, y una más para la reparación y pulido de cada pieza.

Le puede interesar :



Durante el proceso de suscripción pedirán la copia del DNI español para poder así validar la identidad. Esto involucra que el servicio sólo está disponible en este país y con su restricción de sólo aceptar tarjetas españolas, el mercado se limita aún más.

Sin embargo, esto es coherente con el modelo de negocio que precisa de políticas de seguridad claras y bien estructuradas; pues las piezas que rentan de marcas como Helena Rohner, Luby & Lemerald, Misahara, Monica Vinader, TOUS, Yara Figueiredo y  Luby Lab, son realmente costosas.

Las estructuras sustentadas en la renta de artículos de lujo se están convirtiendo en modelos populares y rentables, quiero cerrar este post con la pregunta: ¿Está el mercado colombiano listo para un modelo como el de Verone?

 Por: Raúl Quinayás.

Publicidad


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*