¿TIRO BAJO O DE TIRO ALTO?

Pocas veces una temporada nos permite un paralelo como este.

Pronosticados por los gurús de la moda como las prendas sensación entre el 2019 y 2020. En una esquina tenemos al jean de tiro bajo y en la otra, al mismo pantalón en su versión más clásica, el jean de tiro alto.

Para los que eran bebés en el 2000, los pantalones de tiro bajo o descaderados como se conocían popularmente. Eran prendas que dejaban al descubierto el final de la espina dorsal y que se combinaban con tops para que las mujeres pudieran enseñar su vientre plano.

Por su parte los ahora llamados “Mom jean”, fueron aquellos pantalones de mezclilla populares en los años 30´s, que contaban con aproximadamente 30 centímetros de talle y que servían para marcar la cintura, así como para estilizar las piernas.

Hoy los amantes de la moda tienen la posibilidad de elegir uno de los dos. Marcas como Chanel y Laquan Smith, apuestan por los descaderados combinados con bodies. Mientras que Levi´s lanza Ribcage. Una colección con jeans de talle extra largo – un poco más de 30 cm – que se encuentran en distintas siluetas: con pierna recta, con pinzas, con cinturón o deshilachados.

La propuesta tiro bajo de Chanel para la PV 2019
La propuesta tiro bajo de Chanel para la PV 2019.

En esta batalla de los talles he de serles sincero. Los descaderados generan distintas opiniones y suman cada vez más opositores. Son acusados de ser una prenda misógina que limita la movilidad de la mujer, le resta confort, y todo para que los hombres puedan ver las lumbares femeninas.

Ahora bien, recuerdo que en Colombia la prenda continuo vigente muchos años después de que en otros lugares esta desapareciera de los anaqueles. Es más, estoy convencido que hay marcas que la siguen produciendo a pesar de las quejas que acusaban a este pantalón de deformar los cuerpos y de que ya no fuesen tendencia en el sistema moda. Con esto quiero decir que a gran parte de las mujeres latinas esta prenda les encanta, pues obviamente el clima y la anatomía se les da.

Aquellos que sufrieron con el regreso del “Low Rise Jeans” (jeans de tiro bajo); exaltan las bondades del “Mon jean” pues logra favorecer la silueta a través de una prenda versátil, estética, que no convierte a la mujer en un objeto sexual.

Esta última opinión entendible pero cuestionable. Pues la mujer puede usar la prenda que quiera y debe ser respetada igualmente.

Pero volvamos al tema central. Para lucir unos jeans de talle corto, las prendas superiores ideales son aquellas que se ciñan al cuerpo. Para combinar con los pantalones de talle alto, las opciones van desde camisetas de algodón, blusas románticas y camisas en denim.

Por: Redacción GOIA.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*